fbpx

Concurso de acreedores exprés

20 abril, 2020

Concurso de acreedores exprés

Si te ves ahogado por las deudas y no tienes suficientes bienes para saldarlas, antes de perder tu patrimonio, solicita el concurso de acreedores exprés de tu empresa.

¿Qué es un concurso exprés?

El concurso exprés una modalidad del ordinario concurso de acreedores, concebida para aquellas empresas que no tienen bienes o activos suficientes para hacer frente a las deudas. 

Por lo anterior, no se procede a la liquidación de la sociedad, por lo que el procedimiento es mucho más breve y menos costoso, siendo el Juzgado el único involucrado en, una vez observado que cumples los requisitos, cerrar el expediente judicial con la conclusión del concurso.

Requisitos para solicitar el concurso exprés

Los únicos dos requisitos que deben cumplirse para poder acogerse a esta modalidad de curso son los siguientes:

  • Que la empresa se encuentre en una situación de insolvencia: es decir que carezca de bienes para hacer frente a las deudas.
  • Que no se prevea que la empresa pueda recibir nuevos bienes (“por ejercicio de reintegración, impugnación o responsabilidad a terceros”) que pudieran saldar las deudas.

Beneficios

Esta modalidad de concurso es más beneficiosa que el concurso de acreedores ordinario, si se cumplen los requisitos anteriormente nombrados, sobre todo por su brevedad, bajo coste y menor riesgo.

La diferencia radica en el que en el concurso de acreedores exprés no se procede al nombramiento de un administrador concursal para que se ocupe del procedimiento, sino que es el propio Juzgado el encargado de la totalidad del procedimiento. El no incorporar la figura del administrador supone un ahorro en costes, así como un ahorro de tiempo.

Además de no intervenir ningún administrador concursal, tampoco se realiza la calificación del concurso en este procedimiento (cosa que sí sucede en el concurso de acreedores ordinario y es realizado por la figura del administrador concursal). Por lo anterior, con la simple solicitud de esta modalidad de concurso se entiende que el administrador de la sociedad actúa de forma correcta y salvaguarda así su responsabilidad, no teniendo que hacer frente a las deudas con su propio patrimonio. Sin embargo, esto no quiere decir que nadie haga frente a las deudas, sino que será el órgano de administración general el que quedará sujeto al régimen de responsabilidad correspondiente.

Efectos

Una vez el juez examine las circunstancias de la empresa de la cual se solicita el concurso y lo crea conveniente, éste dictará el auto de conclusión del concurso de acreedores exprés, extinguiendo la entidad y dictando el cierre de la hoja de inscripción en los registros públicos que corresponda, a cuyo efecto se expiden los correspondientes mandamientos, dando a la resolución la publicidad registral correspondiente.

Cristina García
Abogada
,
WhatsApp chat