fbpx

Prórroga de los ERTEs y salvaguarda del empleo

30 septiembre, 2020

Prórroga de los ERTEs y salvaguarda del empleo

Hoy ha sido publicado el nuevo Real Decreto-ley 30/2020, el cual establece en su articulado la prórroga de los ERTE por fuerza mayor de forma automática hasta el 31 de enero de 2021.

Asimismo, según establece el artículo 2 del presente Real Decreto, se crean dos nuevas variantes de expedientes de regulación temporal de empleo: por impedimento y por limitaciones.

ERTE por impedimento

Estos ERTEs por impedimento son aplicables a aquellas empresas que no puedan desarrollar su actividad como consecuencias de las medidas establecidas por el Gobierno así como autoridades extranjeras para paliar el contagio del coronavirus. Este sería el caso de, por ejemplo, las empresas de ocio nocturno, que tienen prohibida su actividad como consecuencia del COVID-19.

Estas empresas tendrán una exoneración en sus cotizaciones a la Seguridad Social durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero de 2021, que será del 100% de la aportación empresarial durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero si tienen menos de 50 trabajadores y del 90% si tienen 50 trabajadores o más.

ERTE por limitaciones

Sin embargo, el ERTE por limitaciones es aplicable a aquellas empresas que vean limitado el desarrollo de su actividad en algunos de sus centros de trabajo como consecuencias de las medidas establecidas por las autoridades en aras de paliar los efectos de la crisis sanitaria. Un ejemplo en el que sería aplicable este tipo de ERTE, sería aquellas empresas que desarrollan actividades culturales, las cuales tienen reducido el aforo a un máximo de 75% en Aragón.

En este caso, las exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social para los trabajadores suspendidos serán decrecientes entre los meses de octubre de 2020 y enero de 2021.

Concretamente, dependiendo de los trabajadores con los que cuente la empresa, se darán las siguientes exoneraciones:

  • Si la empresa contaba a fecha de 29 de febrero de 2020 con más de 50 trabajadores, la exención respecto de la aportación empresarial devengada en los meses de octubre, noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, alcanzará el 100 %, 90 %, 85 % y 80 %, respectivamente.
  • No obstante, si la empresa contase con más de 50 trabajadores, la exención respecto de la aportación empresarial devengada en los meses de octubre, noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, alcanzará el 90 %, 80 %, 75 % y 70 %, respectivamente.

En ambos casos, para gozar de las aplicación de estas exenciones en la cotización, la empresa deberá comunicar de forma telemática a través del Sistema RED la identificación de las personas trabajadoras y periodo de la suspensión o reducción de jornada, y presentar previamente declaración responsable respecto de cada código de cuenta de cotización y mes de devengo.

ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción vinculadas a la COVID-19

Asimismo, se prorroga la posibilidad de que las empresas tramiten ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción vinculadas a la COVID-19 desde hoy hasta el 31 de enero de 2021 según lo establecido en el artículo 23 del Real Decreto-Ley 8/2020, con las especialidades recogidas en este precepto, que simplificaban los trámites y los plazos del procedimiento regular para tramitar este tipo de ERTE.

Además, especifica que si se inicia un ERTE por estas causas tras la finalización de un ERTE por fuerza mayor, la fecha de efectos de aquel se retrotraerá a la fecha de finalización de este.

Finalmente, también se prevé la posibilidad de prorrogar estos expedientes siempre que exista acuerdo para ello en el periodo de consultas.

Salvaguarda del empleo

En aras de salvaguardar el empleo y en consonancia con la prórroga de los ERTEs, las empresas que reciban exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social, quedarán comprometidas a un nuevo periodo de 6 meses de salvaguarda del empleo desde la fecha de reanudación de la actividad (entendiéndose que este se produce cuando termina el ERTE).

No obstante, si la empresa estuviese afectada por un compromiso de mantenimiento del empleo previamente por haber tramitado con anterioridad a esta ley un ERTE en su plantilla, el inicio del periodo de 6 meses de salvaguarda del empleo se producirá cuando aquel haya terminado.

Asimismo, los contratos de trabajadores temporales (incluyendo los formativos, de relevo e interinidad) a los cuales se les haya aplicado un ERTE (por fuerza mayor o por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción vinculadas a la COVID-19) se entenderán suspendidos, interrumpiendo así el cómputo del mismo, prorrogados por tanto su duración equivalente al periodo suspendido.

Protección para trabajadores fijos discontinuos

Las personas con contrato fijo discontinuo, o que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en determinadas fechas, afectadas por un ERTE durante el periodo teórico de actividad, podrán obtener una prestación extraordinaria de desempleo. Igualmente podrán ser beneficiarias aquellas no afectadas previamente por ERTE que hayan agotado las prestaciones o subsidios a las que tuvieran derecho si así lo solicitan.

Protección para los trabajadores a tiempo parcial

Los trabajadores beneficiarios de la prestación por desempleo como consecuencia de la aplicación de un ERTE cuya cuantía se haya visto reducida en proporción al tiempo trabajado por mantener en el momento del reconocimiento inicial una o varias relaciones laborales a tiempo parcial no afectadas por procedimientos de regulación temporal de empleo, tendrán derecho a percibir una compensación económica cuyo importe será equivalente a lo dejado de percibir por la deducción efectuada.

Dicha compensación se abonará en un solo pago previa solicitud del interesado formalizada en el modelo establecido al efecto. La solicitud se presentará necesariamente a través de la sede electrónica del SEPE, en el plazo que media desde la entrada en vigor de este real decreto-ley y hasta el día 30 de junio de 2021. La presentación de la solicitud fuera de este plazo implicará su denegación.

El plazo máximo para que el Servicio Público de Empleo Estatal resuelva las solicitudes presentadas se extenderá hasta el día 31 de julio de 2021. Transcurrido dicho plazo sin que haya recaído resolución expresa, la persona solicitante podrá entender desestimada su solicitud.

Asimismo, a partir de hoy, los trabajadores que se haya visto afectos por un ERTE en empresas consideradas altamente afectadas por el COVID-19 (incluidas en la clasificación CNAE-09 en el anexo de la presente Ley, entre las que destacan agencias de viajes, aerolíneas, hoteles…) podrán obtener la totalidad de la prestación correspondiente a la afectación del ERTE, aun cuando desarrollen un trabajo a tiempo parcial no afectado por medidas de suspensión.

Medidas de apoyo a los trabajadores autónomos

Las ayudas a los trabajadores por cuenta propia quedan ampliadas también hasta el 31 de enero de 2021, concretamente las prestaciones por cese compatible con la actividad y para autónomos de temporada.

No obstante, se ha previsto además una nueva prestación extraordinaria por suspensión de actividad que está dirigida a aquellos trabajadores autónomos con una suspensión temporal de toda su actividad como consecuencia de una resolución de las autoridades administrativas competentes para la contención de la pandemia de la COVID-19.

Estas prestaciones comenzarán a devengarse con efectos de 1 de octubre de 2020 y tendrán una duración máxima de 4 meses, siempre que la solicitud se presente dentro de los primeros 15 días naturales de octubre. En caso contrario los efectos quedan fijados en el primer día del mes siguiente al de la presentación de la solicitud.

teletrabajo
Cristina García
Abogada
, , ,
WhatsApp chat